Si quieres poner una nota de lujo en tu mesa y sorprender a tus invitados,  nada como contar con una (o varias) botellas de nuestro vino Demuerte Deluxe. Un  vino de color cereza picota, con una personalidad propia y un gusto exquisito que responde bien ante cualquier posible maridaje.

Por si aún no lo conoces, en Wineryon hemos redactado este artículo con el que queremos destacarte las principales características de este vino. Una de las joyas de nuestra bodega.

 

DEMUERTE DELUXE

El vino DEMUERTE DELUXE se elabora a partir de la combinación de tres tipos de uva: Monastrell, Syrah y Petit Verdot. Cada una de ellas en las siguientes proporciones: 80%, 10% y 10%. 

Estas uvas provienen de cepas viejas de más de 60 años que se cultivan en terrenos de secano, ofreciendo un bajo rendimiento, pero muy preciado. Y es que crecen y se desarrollan en terrenos que se exponen a inviernos muy fríos y a veranos muy calurosos, lo que les ofrece unas particularidades singulares.

Para que ninguna de las uvas maduras sufra daño alguno (y se acelere su descomposición) su vendimia se realiza a mano, depositando el fruto en cajas donde no se acumulan más de 20 kilos de producto. Una vendimia artesanal en la que no se emplea maquinaria.

El mosto que se obtiene del prensado de estas uvas se somete a un proceso de vinificación que dura 21 días. Un tiempo en el que el vino en su fase más primitiva se encuentra en  depósitos de acero inoxidable a 24°C de temperatura. La temperatura ideal para que vaya tomando cuerpo y comience a madurar.

Pasado este tiempo, el vino se quedará 18 meses envejeciendo en barricas nuevas de roble francés. Un proceso lento en el que el vino irá adquiriendo sus particularidades de olor, sabor y cuerpo; para, posteriormente, poder pasar a una botella.

Una botella de color negro, completamente opaca, sobre la que se ha pegado una etiqueta de terciopelo en la que se ha dibujado, con múltiples colores metálicos, la silueta de una calavera al gusto mexicano sobre fondo de color negro. A su alrededor, como si se originaran en la misma calavera, una serie de rayos azules brillantes y unas esquinas llenas de filigranas de color dorado.demuerte deluxe

 

DEMUERTE DELUXE en nuestra casa.

Adquirir DEMUERTE DELUXE es muy sencillo, especialmente si entras en nuestra tienda virtual y nos lo encargas (previamente has de haberte identificado). Nosotros te lo enviaremos a donde nos indiques en el mínimo tiempo posible para que puedas disfrutarlo cuanto antes.

Una vez que abras una botella de DEMUERTE DELUXE descubrirás un vino de color rojo cereza intenso (picota podríamos afirmar), elegante en nariz, donde tendremos la impresión de estar oliendo a fruta madura sobre una base de ahumados y especias. Una combinación exquisita que nos traslada a cualquier puesto de especias del mundo evocando a todas ellas en un solo gesto. 

Con todo esto, el trago de este vino es largo y aterciopelado. Muy suave y gustoso, de ahí que sea un caldo apto para todo tipo de consumidores: desde los más expertos hasta quienes sólo beben vino de manera esporádica. Y que podamos combinar con todo tipo de alimentos, aunque lo ideal es con aquellas realizaciones que llevan algún tipo de carne, pues nos permite limpiarla después de cada trago.

Así pues, si quieres disfrutar de un vino de calidad, artesanal, que gusta a todo tipo de paladares y que ponga una nota de distinción en tu mesa: no lo dudes, adquiere DEMUERTE DELUXE. A buen seguro que nadie se quedará igual.

un vino de yecla

Ubicada en el noroeste de la región de Murcia, la Denominación de Origen Yecla abarca la comarca con el mismo nombre.

Una zona de tradición vinícola en la que ya los fenicios se asentaron para cultivar vides y producir sus propios vinos. Un gusto que siguió con pueblos que llegaron a la zona posteriormente, como los romanos o los árabes.

El reconocimiento oficial de la Denominación de Origen Yecla se remonta al año 1975, cuando el Ministerio de Agricultura le otorgó esta consideración. Con ello se apoyaba el esfuerzo que las bodegas y los vinicultores de la zona llevaban realizando desde hacía siglos al tiempo que supuso un estímulo para que siguieran mejorando los procedimientos y que con el paso del tiempo, ha supuesto que esta denominación de origen cuente con vinos de gran calidad, reconocidos en todo el mundo.

Y es que los productores de la Denominación de Origen Yecla son muy activos y han dedicado buena parte de su esfuerzo a la exportación lo que les ha llevado a encontrar mercados en todos los continentes y que el 95% de su producción se venda fuera de España.

Aunque son muchas las variedades de uva que se cultivan en esta zona, todas ellas autorizadas por la Denominación de Origen Yecla, la mayoría de vinos se elaboran a partir de la uva Monastrell. Y es que esta uva es la más abundante en la zona y la que se ha adaptado mejor a su orografía y clima. Una uva que se ha empleado durante siglos tanto para consumo como para la elaboración de caldos.

Otras variedades de uva que son muy cultivadas en la zona (y por extensión muy utilizadas en las bodegas para elaborar vinos) son las siguientes: Syrah, Merlot y Petit Verdot, aunque no son las únicas que vamos a encontrar en sus campos.

De ahí que en esta zona se elaboren vinos tintos, blancos, rosados y vinos de licor. Una gran variedad con la que los productores quieren responder de la mejor manera posible a las necesidades de los consumidores.

Denominación de Origen Yecla y Wineryon

El sello de la zona de Yecla está presente en los vinos que realizamos en Wineryon. Y es que en nuestras bodegas utilizamos, principalmente, la uva Monastrell. Un grano con el que elaboramos los vinos Demuerte, para conseguir caldos de gran calidad, mucho aroma y un gusto exquisito.

El mayor representante de este vínculo con Yecla es, sin lugar a dudas, nuestro vino Demuerte Black. Un vino elaborado únicamente, a partir de uva de Monastrell y que es la esencia de los vinos de la zona. Para elaborarlo hemos empleado uvas que han crecido en cepas viejas de pie franco prefiloxérico que tienen más de 50 años. Unas plantas muy duras que soportan bien los inviernos fríos y los veranos calurosos que se suceden en esta parte del país.

Con sus frutos realizamos tintos de colores rojizos, con alto contenido en alcohol y con muchas evocaciones a frutos rojos, maduros y dulces.

En el caso de Demuerte Black, un vino rojo picota de intensidad alta, limpio y brillante a la vista; de sabor suave y agradable, que recuerda a la mermelada y a la fruta. Un vino cuyo aroma evoca a los tostados y a especias como el pimentón o la canela, entre otros.

En Wineryon estamos muy orgullosos de pertenecer a una Denominación de Origen tan activa y con tantos siglos de tradición. Un respaldo que nos ayuda a lanzar al mercado nuevos productos y a atrevernos a conquistar nuevos mercados.

La uva Monastrell es una variedad de uva muy popular en los cultivos de la cuenca mediterránea. Especialmente en la costa del Levante español, donde se cultiva desde hace miles de años. En la actualidad también es posible encontrar extensiones con vides de esta uva en algunas zonas de Estados Unidos e incluso en Australia.

Esta variedad de uva también se conoce con los nombres de Mataró (en Portugal) y Mourvèdre (voz francesa que procede de la voz valenciana de Sagunto).

Su principal particularidad es que tiene una piel gruesa que le permite soportar bien el golpe de las gotas de lluvia sin que por ello sufra el grano. Un grano que, por lo general, es de pequeño tamaño. 

La cepa de la uva Monastrell, además, crece en zonas cálidas o templadas, y que madura muy tarde y durante muy poco tiempo. Y es que dado que tiene muchos azúcares y es de pequeño tamaño, los granos comienzan a secarse rápidamente. Cayendo en picado su acidez. Lo que ofrece como resultado un sabor a ciruela que no siempre es bienvenido por los bodegueros, que buscan otras aportaciones en lo que a aroma y gusto se refiere.

Se trata de una variedad de uva que se adapta bien a muchos tipos de suelos, de ahí que se cultive en muchos terrenos diferentes de zonas templadas del planeta. En algunas de ellas obteniendo algunos de los vinos más prestigiosos que existen. Lo que dice mucho de la calidad de estas uvas.

 

 

 

Usos de la uva Monastrell

Dado que es una uva con mucha concentración polifenólica, suele emplearse para elaborar vinos complejos y concentrados. También suele emplearse como parte de la composición de otros vinos, donde también se usan otras variedades de uva. En estos casos, la Monastrell se suele utilizar para dar color y para ofrecerle valores tánicos y gusto frutal.

En Wineryon, la empleamos casi de manera exclusiva, para elaborar nuestros vinos. Unos granos que cultivamos en ejemplares de viñas viejas con un rendimiento bajo, que ofrecen unos granos de gran calidad y que subsisten a inviernos muy fríos y a veranos muy calurosos.

Con ellas elaboramos nuestros vinos, algunos de ellos únicamente con esta variedad de uva. Y, en otros casos, combinándola con otras variedades con las que completa sus cualidades.

 

En el primer caso se encuentra nuestro vino estrella: Demuerte Black. Un vino tinto realizado solo a partir de esta uva que presenta las siguientes particularidades: un color rojo picota intenso y brillante; un olor fresco, que tiene algunas notas balsámicas mucha fruta madura, grosellas mermeladas todo bien conjuntado al tiempo que cuenta también con un carácter especiado, en el que reconocemos diferentes especias dulces, pimentón, diferentes canelas, o incluso cacao. Con todo ello, la uva Monastrell se muestra como imprescindible en un vino suave y agradable, redondo, con sabor a fruta y a mermelada, con un alto porcentaje de taninos maduros y sedosos, que hacen que su trago sea muy largo y que deje un recuerdo a tostados amables. 

También empleamos la uva Monastrell en la elaboración de otras variedades de nuestro vino Demuerte. Por ejemplo, en Demuerte Deluxe (donde comparte con otras dos variedades de uva en los siguientes porcentajes: Monastrell 80%, Syrah 10%, Petit Verdot 10%); en nuestro vino Demuerte Gold (donde los porcentajes y variedades son los siguientes: Monastrell 50%, Syrah 30% y Tintorera 20%); Demuerte Classic (donde la Monastrell se mezcla con la uva Syrah al 50%), y finalmente en nuestro Demuerte One (donde la Monastrell combina con la uva de la variedad Cabernet Sauvignon en un porcentaje de 90-10 respectivamente) .

Así pues, si quieres probar las cualidades de la uva Monastrell, no lo dudes y degusta algunos de los vinos que elaboramos en Wineryon. Te trasladarán a un mundo de sensaciones y conectarás con la esencia del vino en el Mediterráneo.

Cuando pensamos en bodegas de vino no solemos hacernos una idea de las personas que hay detrás de ellas, las que le han dado forma desde sus inicios y las que trabajan para mejorarla día a día. 

Esto nos lleva a perdernos la posibilidad de conocer la historia de la empresa, apreciar el espíritu de sus creadores y a comprender mejor lo que significa cada uno de los vinos que ofrecen a los consumidores. Por ello, en Wineryon hemos querido romper esta tendencia e invitarte a conocernos. Y es que detrás de nuestros vinos estamos nosotros: Pablo y Karel, los fundadores de Wineryon.

pablo y karel

Pablo y Karel

Wineryon es la materialización de un deseo compartido. El de tener nuestra propia bodega. Un espacio en el que poder crear un vino diferente, que nos gustara y que materializara aquello que desearíamos encontrar en nuestra mesa. Y un lugar desde el que poder compartir con todo el mundo nuestros conocimientos de vino y de diseño, de ahí que se haya cuidado con especial atención también el packaging, uno de los principales reclamos de nuestras botellas.

Para dar forma a todo ello, partíamos con ventaja. La que ofrece toda una vida de trabajo y entrega. En el caso de Pablo Cortés, una trayectoria como Ingeniero Agrónomo y Enólogo, vinculado durante más de quince años a varias bodegas españolas. Una línea creativa marcada por el éxito, ya que durante este tiempo muchas de sus elaboraciones se habían materializado en vinos con  importantes reconocimientos a nivel nacional e internacional. Lo que le animaba a seguir desarrollándose en este sentido.

Un objetivo que también pretendía alcanzar Karel Eisser, una arquitecta especializada en diseño y fotografía. De carácter cosmopolita y con formación y experiencia internacional, principalmente en Colombia, España y Alemania, que siempre había encontrado atractiva la idea de realizar su propio vino. Un vino que, como bien destacan en la presentación de la bodega, fuera más atrevido y cercano de lo que eran los caldos que hasta ese momento encontraban en el mercado. 

Una nota de distinción y valentía que se materializaría, no sólo en una variedad de caldos con un sabor único, intenso, de gran calidad; sino en un nombre singular y en una etiqueta muy diferente, llamativa y de gran atractivo para los consumidores. Lo que suponía la combinación perfecta con la que han logrado el éxito en mercados nacionales e internacionales.

Uva Monastrell y vinos DEMUERTE

Demuerte, el hallazgo de Wineryon

Uno de los principales hallazgos de Pablo y Karel ha sido el lanzamiento del vino Demuerte. Un caldo que en la actualidad cuenta con seis variedades, una de ellas de vino blanco; y que ha supuesto una bocanada de aire fresco en el mercado.

Para su elaboración, ambos responsables han optado por el empleo de una variedad de uva vinculada al pasado de la cuenca mediterránea española: la Monastrell. Un grano pequeño, que generan unas cepas de gran antigüedad (más de 50 años), que crecen en unos terrenos elevados de la zona de Yecla, de gran dureza, en unas condiciones climáticas extremas, que ofrecen una fruta de gran sabor que permite la elaboración de vinos de gran calidad. 

Vinos como Demuerte Black, la estrella de la bodega. Uno de los caldos tintos que puedes adquirir en la tienda de su página web y que ofrece muchas posibilidades de maridaje en mesa, de ahí que sea uno de los más empleados entre los consumidores de todo el mundo. Un tinto de color rojo picota, que recuerda a fruta en su aroma y que es suave a su paso en boca. Todo ello ofrecido en una botella de color negro, en la que destaca la presencia de una etiqueta en la que se reproduce la silueta de una calavera al gusto de las representaciones mexicanas que se hacen de las caninas cuando llegan las festividades de los Santos Difuntos. Una nota de estilo diferente que, como Pablo y Karel, han renovado el mundo del vino para sorpresa de todos. 

Winery On es una empresa familiar que surge de la mente de dos personas tan creativas como amantes del vino y del diseño: Pablo Cortés y Karel Eissner. Dos aficionados al mundo del vino y al diseño que deseosos de hacer sus propios caldos se aventuraron a crear una marca propia que denominaron Winery On

Esto no significa, ni mucho menos, que los integrantes de Winery On fueran unos recién llegados al mundo del vino; todo lo contrario. Y es que Pablo Cortés (el cincuenta por ciento de la empresa) contaba con una amplia experiencia en el sector. Nada menos que quince años trabajando para diferentes bodegas españolas. Lo que le ofrecía una visión amplia del negocio y le había dado ideas sobre ámbitos en los que podía seguir desarrollándose de manera personal a través de su propia marca.

 

Winery On: tradición y modernidad

Desde el principio, tanto Pablo como Karel, tuvieron claro que el modus operandi de la bodega debía ser la materialización de una fórmula magistral en la que la artesanía y la modernidad fuesen de la mano. Con la idea de poder ofrecer algo nuevo a lo que en ese momento se podía encontrar en el sector.

En este sentido, Winery On debía ser el resultado de lo artesanal en todo lo que guardaba relación con: la calidad de la materia prima, el tratamiento no invasivo de los procesos de elaboración del vino y la forma en la que se cuidaría a las cepas y a las variedades de uvas seleccionadas para hacer los diferentes caldos. Al mismo tiempo Winery On debía aportar un toque moderno y renovador al mundo del vino sobre todo en lo que al packaging se refiere. De esta manera surgía una de las principales características de esta marca: sus cuidadas etiquetas y formas de presentar el vino; y unos nombres muy atractivos que despiertan la curiosidad de cualquier aficionado a la enología. Una combinación de elementos que dio como resultado vinos como DEMUERTE que se ha ido desarrollando desde su inicio, adquiriendo múltiples variedades (y matices). Lo que le ha llevado a cosechar numerosos reconocimiento nacionales e internacionales en ferias del sector.

Uva Monastrell y vinos DEMUERTE

Contacto con lo natural, con lo auténtico

Los viñedos con los que trabajan en Winery On se encuentran ubicados en el término municipal de Yecla, en la Región de Murcia. Se trata de unos viñedos de gran antigüedad que crecen en zonas de difícil acceso, con un suelo profundo de roca caliza de gran permeabilidad, gran altitud y con pocos recursos hídricos. Un espacio en el que se desarrollan inviernos fríos y veranos tremendamente cálidos, que transmiten a los vinos de Winery On una personalidad y un carácter inconfundibles.

Para la elaboración de los vinos de Winery On se emplean variedades de la zona como la uva Monastrell, la reina presente en todos los vinos que elaboran. Una variedad autóctona, con un sabor único y con amplias posibilidades de desarrollo y de combinación. Esta uva sirve, por ejemplo, como base del vino estrella de la bodega: DEMUERTE BLACK SWAROVSKI, uno de los caldos más aplaudidos del mercado. Un tinto de 16 grados, rojo picota, con un aroma que recuerda a la fruta madura y a notas balsámicas, que resulta muy gustoso a su paso en boca ya que resulta suave, agradable y evoca a los bocados de mermelada y frutos tostados.

Demuerte Black Winery On

DEMUERTE BLACK SWAROVSKI

En la actualidad, Winery On ofrece un total de seis vinos diferentes entre los que se encuentran sobre todo tintos, pero también un vino blanco. Todos ellos se pueden adquirir en la tienda virtual que la página web de la empresa pone a disposición del público además en los mejores restaurantes y vinotecas del país.

La uva Monastrell es una de las uvas tintas más empleadas en los viñedos de la cuenca mediterránea, aunque también es posible encontrarla en zonas calurosas de todo el mundo.

Esto se debe a que es una uva que se adapta estupendamente a los vaivenes del clima de esta zona y a que se trata de cepas muy resistentes, que son capaces de crecer y desarrollarse en espacios de difícil acceso o en suelos de composición muy diversa.

Es una de las uvas que lleva más tiempo con nosotros, de ahí que sea empleada en toda España por muchas bodegas que la emplean como base o junto a otras variedades de uvas para elaborar sus vinos. Y es que hay estudios que señalan que este tipo de uva se cultiva en nuestra península desde el siglo V antes de Cristo.

En Wineryon apostamos por la elaboración de vinos a partir de esta uva, de ahí que todos los productos que salen de nuestra bodega se han realizado a partir de ella. Y es que se trata de una uva con unas particularidades a la hora de vendimiar y de gusto que la hace propicia para crear vinos modernos.

De hecho, nuestro vino Demuerte está elaborado con este tipo de uva, a veces como única uva y otras en combinación con otras. Y es uno de los que mejores notas están obteniendo en catas de todo el mundo. Lo que significa que estamos trabajando en el sentido correcto.

Uva Monastrell y vinos DEMUERTE

Centrándonos en la uva Monastrell, por ejemplo, hay que destacar que para la elaboración de nuestro vino Demuerte Black empleamos únicamente uvas Monastrell que provienen de cepas viejas de pie franco prefiloxérico. O que, en el caso de nuestro vino Demuerte Deluxe hacemos combinaciones. En este caso concreto tomando como base la uva Monastrell pero trabajándola de la siguiente manera: Monastrell 80%, Syrah 10%, y Petit Verdot 10%.

Otro resultado es el que obtenemos de mezclar uva Monastrell (en un 50%), uva Syrah (en un 30%); y uva de la variedad Tintorera (en un 20%) para obtener el vino Demuerte Gold; uno de los más populares de nuestro catálogo.

Más sencilla es la fórmula que seguimos para elaborar nuestro vino Demuerte Classic, con el que debutamos en el mercado. En este caso trabajamos únicamente dos variedades de uvas: la Monastrell la y Syrah, ambas al 50%.

Otro camino que pusimos en marcha fue el que dio como resultado Demuerte One, en el que mezclamos uva Monastrell en un 90% y uva de la variedad Cabernet Sauvignon en un 10%.

En todos los casos se trata de fórmulas que teniendo como base a la uva Monastrell, satisfacen a todo tipo de paladares. Incluso a los más exigentes.

Una Monastrell: características principales

Las principales características de la uva Monastrell son las siguientes:

  1. Se trata de una uva de vendimia tardía que sueñe recogerse a finales de septiembre y a  principios de octubre.
  2. Sus racimos tiene forma cónica y cuentan con una gran cantidad de granos, por lo que suelen estar muy apretadas entre sí y ser de pequeño tamaño.
  3. Se trata de una uva de color negro intenso.
  4. Su sabor es intenso y suele variar dependiendo de la zona en la que se cultive, aunque lo normal es que recuerde o evoque a madera y a frutas.
  5. Puede dejarse que sobremadure en la cepa durante cierto tiempo sin que el fruto se deteriore.
  6. Se trata de una uva que se puede mezclar con otras variedades como la garnacha, que es con la que tiene una mayor afinidad. Sin embargo también produce interesantes vinos cuando se mezcla con uva Merlot o Syrah.

 

Así pues, si quieres probar la uva Monastrell en todo su esplendor, no lo dudes y compra algunos de los vinos que realizamos en Wineryon. Su sabor, textura y color no te dejará impasible y podrás descubrir una nueva manera de consumir vino.

 

Si eres amante de los vinos y te encanta catar diferentes variedades y denominaciones de origen, lee atentamente:
Los motivos por los que escogemos un destino son  muy diferentes. A veces son sus monumentos, otras sus playas o paisajes, en otros destinos son las actividades deportivas que pueden realizarse en sus enclaves naturales la principal razón de su elección, y así hasta el infinito. Y es que hay tantas razones como personas viajan.

En los últimos años se han impuesto los viajes que guardan relación con la gastronomía. Especialmente los que están vinculados a la enología. Y es que cada vez son más las personas que encuentran en el vino (y en todo lo que lo rodea) una manera de relacionarse con el presente, con el pasado y con el futuro de las zonas que visitan. De ahí que organizar visitas a bodegas con catas de vinos incluidas en esta experiencia se haya impuesto como actividad preferente para realizar durante las épocas de descanso laboral. Incluso se han comenzado a desarrollar actividades complementarias como: vendimiar, crear su propio vino, proponer maridajes, etc. 

En Wineryon sabemos lo interesante que es catar vinos mientras viajas, de ahí que hayamos seleccionado algunas de las rutas más populares que puedes realizar en Europa. Presta atención y ten en cuenta este aspecto en tu próximo viaje.

 

Catar vinos mientras viajas

En el mundo existen numerosos destinos vinculados al vino. Muchos de ellos están ubicados en espacios con encanto, con una historia rica y donde se siguen realizando actividades siguiendo costumbres ancestrales. Algunas de las más destacadas son las siguientes:

  1. Silicia. En la isla italiana se produce algunos de los vinos más populares y prestigiosos del mundo. Y es que en Italia hay muchos más vinos que los de la zona de la Toscana. En la isla de Silicia es muy popular el vino que se hace en la ciudad de Etna. Un espacio dominado por el volcán que le da nombre, y que aporta minerales extra al suelo y, por ende, a las uvas que crecen en sus terrenos. Especialmente la variedad denominada Nero d’ Avola, el grano más popular de la zona.

    catar vinos cata de vinos en sicilia

    Etna Vineyard-Sicilia, Italy

 

  1. Champagne. Ubicada en el sur de Francia, la zona de Champagne es una de las más populares del país. El mejor momento para visitar la zona es el otoño, cuando sus campos se encuentran en plena actividad y sus bodegas en plena ebullición. Se trata de una zona que ha escapado de las rutas enológicas tradicionales, por lo que la puedes descubrir con guías locales o por tu cuenta. Recuerda que los dos vinos más populares de la zona son: Champagne Rodez, un vino completamente orgánico; y el Champagne Tarlant.

    Catar vinos mientras viajas champagne francia

    Champagne Vineyards, France.

  2. Túnez. El norte de África es una zona en la que se producen vinos de gran calidad. Y es que aunque no sean muy conocidas, sus siete regionales productoras llevan más de dos mil años generando vinos más que interesantes. Sus productos más reconocidos son los que se realizan en Domaine Neferis, en Khanqat al Hajjaj, una localidad ubicada cerca de Túnez capital. También puedes visitar los viñedos de Domaine Shadrapa, situados en el noroeste del país, sobre las riberas del Medjerda, donde se cultivan muchas variedades de uvas que podemos encontrar en Europa. Todos los vinos del país se encuentran fácilmente en los restaurantes de las grandes metrópolis.

    Tunisian wine route catar vino en tunez

    Tunisian wine route

  3. Georgia. Ubicada en el Caúscaso, Georgia ofrece una gran variedad de vinos elaborados tradicionalmente. De su proceso destaca el sistema de almacenamiento que se realiza en un qvevri. Esto es, un recipiente de arcilla similar a un ánfora que se entierra en el suelo.  Para conocer estos vinos, lo mejor es comenzar en Pheasant’s Tears, una bodega de la localidad de Signagi. Desde allí podremos continuar nuestra ruta visitando bodegas familiares que presumen de tener viñas desde hace ocho mil años.

    catar vinos mientras viajas

    Georgian qvevri and white wine

Si en la zona en la que vas a veranear no existen rutas enológicas definidas, siempre puedes preguntar en las bodegas de la zona o en los restaurantes a donde vayas. Seguro que las personas que trabajan en cada una de ellas hay quien te puede ayudar a encontrar espacios en los que puedas realizar catas de vinos.

Se denomina maridaje a la perfecta combinación entre la bebida y la comida que se toman en una misma sentada. Existen tantos tipos de maridajes como bebidas hay, aunque no todas resultan con el mismo éxito o igual de acertadas. Y es que para que una comida tenga una buena acogida entre sus comensales, tan importante como los ingredientes con los que elaboramos los platos es la elección de la bebida que hemos realizado.

En Winery On sabemos lo complicado que es el maridaje entre comida y vino, de ahí que hayamos redactado este artículo con el que queremos ayudarte a conseguir el maridaje perfecto. Y es que existen ciertas normas y algunos aspectos que debes tener en cuenta antes de realizar el maridaje entre vino y comida.

 

¿CUÁL ES EL SECRETO DEL PERFECTO MARIDAJE?

Para realizar un correcto maridaje entre vino y comida, lo mejor es conocer las particularidades del vino que vamos a utilizar. Por lo que