DEMUERTE BLACK

CARACTERÍSTICAS
• Grado: 16 % Vol.
• Variedad: Monastrell 100% de cepas viejas de pie franco prefiloxérico.
VIÑEDO
• Descripción: Monastrell 100% de cepas viejas de pie franco prefiloxérico. 250 gr./cepa
• Clima: Clima extremo con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos
ELABORACIÓN
• Vendimia: Manual, en cajas de 10-15 kilos. Finales de noviembre. Parte de la uva sobremadura.
• Vinificación: Maceración en pequeño depósito de 1.000 litros.
• Envejecimiento: Maloláctica y posterior crianza en barricas nuevas de roble francés Allier de 225 litros durante 20 meses
CATA
• Vista: Color rojo picota de intensidad alta. Limpio y brillante.
• Nariz: Intensidad olfativa alta, fresco, notas balsámicas mucha fruta madura, grosellas mermeladas todo bien conjuntado con carácter especiado, especias dulces, pimentón canelas, cacao, muy amable e integrado.
• Boca: Entrada suave y agradable, redondo, mucha fruta y mermelada, taninos maduros y sedosos, muy largo, con tostados amables.
• Temperatura de consumo: 16-18 ºC.

DEMUERTE BLACK, lo último de Wineryon

Demuerte Black es el nombre que recibe la última creación vinícola de la bodega  española Wineryon. Se trata de un vino especial que se ha lanzado con el deseo satisfacer, por igual, a los paladares más exigentes del mercado y a los fans del diseño más innovador. De ahí que una de sus principales características sea los cristales de la popular marca de joyería Swarovski que cubren los ojos de la calavera de su etiqueta. Toda una nota de distinción que no encuentra similar en el mercado nacional e internacional. Un avance de la exquisitez que encierra en su interior la botella de vino.

Vino Demuerte Black

El vino que contienen las botellas de Demuerte Black se obtiene, en su totalidad, de uvas de la variedad Monastrell. Unos frutos que crecen en cepas viejas de pie franco prefiloxérico. Es decir, se trata de una vid no injertada y que tiene todos sus frutos por igual en el conjunto de la cepa. Una planta que crece en un clima extremo en el que los inviernos son muy fríos y los veranos muy calurosos.

De cada una de las cepas Monastrell se obtiene unos 250 gramos de uva de máxima calidad, cantidad con la que se elabora este vino tan exquisito. La recogida de estas frutas se realiza de manera manual, en cajas de entre 10 y 15 kilos. Su vendimia suele realizarse a finales del mes de noviembre, cuando parte de la uva está sobremadura. Lo que le da un gusto especial.

La maceración del mosto obtenido con las uvas recogidas se realiza en pequeños depósitos de 1.000 litros, lo que supone trabajar con cantidades pequeñas y en una producción limitada. Posteriormente, el líquido obtenido se somete a un procedimiento maloláctico y a una posterior crianza en barricas nuevas de roble francés Allier de 225 litros.

Todo ello durante 20 meses, lo que supone un importante proceso de madurez.

Tras todo ello, el vino Demuerte Black es un caldo de color rojo picota de intensidad alta. Un vino que destaca por ser limpio y brillante a la vista de quienes lo van a consumir.

Su olor es una fiesta para los sentidos. Y es que basta asomarse a la copa para reconocer en él notas balsámicas procedente de mucha fruta madura o de grosellas mermeladas. Aspectos que aparecen bien conjuntados, con carácter especiado, especialmente recordando a especias dulces, a pimentón, a canelas y a cacao.

En boca el vino Demuerte Black es un caldo muy agradable, que responde con la misma calidad a un paladar exquisito que a otro que está iniciándose. En este sentido, su entrada es suave y agradable, redondo, que recuerda a mucha fruta y mermelada, y cuyos taninos maduros y sedosos, convierte el trago en una experiencia longeva y amable.

Para su consumo, los responsables de su fabricación recomiendan servirlo a temperatura ambiente. Es decir, que se encuentre entre los 16 y los 18 grados centígrados. En caso de que la temperatura externa sea superior necesitará un espacio en el que se mantenga en este intervalo, o de lo contrario perderá facultades.

Demuerte Black se presenta al público en un estuche de color negro, sobrio y elegante. Lo que lo convierte en un regalo ideal para cualquier momento del año, especialmente cuando se trata de un cumpleaños o una celebración familiar.  Así pues, si quieres hacerte con alguna de las botellas que la bodega Wineryon ha puesto en lanzado sobre la cosecha de uvas Monastrell del año 2016, no lo dudes y ponte en contacto con ellos, Demuerte Black promete ser una de las revelaciones de este invierno 2018-2019.