DEMUERTE GOLD

CARACTERÍSTICAS
• Grado: 14.5% Vol.
• Variedad: Monastrell 50%, Syrah 30% y
Tintorera 20%
VIÑEDO
• Descripción: Cepas de más de 20 años de bajos rendimientos en regadio
• Clima: Clima extremo con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos
ELABORACIÓN
• Vendimia: Manual, en cajas de 20 kilos
• Vinificación: Depósitos de acero inoxidable a 24ºC de temperatura. Maceración larga durante
21 días
• Envejecimiento: Maloláctica y posterior crianza en barricas de roble francés Allier durante un periodo mínimo de 12 meses
CATA
• Vista: Color rojo picota con ribetes granate.
• Nariz: Fruta roja madura y licorosa entremezclado con especias de pimienta, clavo y nuez moscada.
• Boca: Paso suave cuerpo alto y tanino maduro y sedoso.
• Temperatura de consumo: 16-18 ºC.

DEMUERTE GOLD es un vino que se presenta por sí mismo. Y es que, aunque en muchas ocasiones los nombres de los vinos guardan relación con la zona en que se ha elaborado o el nombre de la persona que ha capitaneado el proyecto, en este caso el vínculo se realiza directamente con lo que supone la experiencia de su cata.

Elaborado por los responsables de la bodega Winery On, DEMUERTE GOLD es un vino de Yecla, en Murcia, que se caracteriza por su excelente sabor y calidad. Un Vino de Monastrell que se elabora de manera cuidada y que, desde hace años, ha conseguido hacerse con el beneplácito de muchos consumidores de todo el mundo.

 DEMUERTE GOLD: Composición y preparación

Como si de una fórmula magistral se tratara, el vino DEMUERTE GOLD se elabora a partir de tres variedades de uva: Monastrell (que se emplea en un 50 por ciento), Syrah (que se utiliza para el 30 por ciento del vino) y

Tintorera (que completa el 20 por ciento restante de la composición de este vino de Yecla).

La uva Monastrell empleada en la elaboración de DEMUERTE GOLD es un grano de gran calidad que se obtiene como si de un anisado se tratara, del alambique en el que se han convertido las cepas que trabajan los responsables de Winery On. Cepas de más de 20 años de edad, que se cultivan en terrenos de bajo rendimiento de regadío y en secano, lo que supone una importante concentración de elementos en el interior de cada grano.

Una vez que las uvas están maduras, la vendimia de las mismas es artesanal evitando que se deteriore en todo momento. Posteriormente, se someten a la extracción del mosto y este caldo, ya con lo mejor de cada grano de uva Monastrell, se guarda en unos depósitos de acero inoxidable a 24 grados centígrados de temperatura.

Un momento en el que comienza un proceso de maceración larga que se extiende durante 21 días. Un periodo en el que el vino de cuida y chequea en todo momento.

Posteriormente el vino se somete a un proceso de envejecimiento y crianza en barricas de roble francés Allier durante un periodo mínimo de 14 meses. Tiempo tras el cual DEMUERTE GOLD se embotella y se prepara para enviar al consumidor final.

DEMUERTE GOLD: un vino moderno

De entre todos los vinos modernos que han surgido en la zona de Yecla, DEMUERTE GOLD es uno de los que más personalidad tiene. Y es que se trata de un vino de color rojo picota con ribetes de granate, que tiene un aroma que recuerda a la fruta roja madura y licorosa. Un olor que también se encuentra salpicado por especias como la pimienta, el clavo y la nuez moscada, que juntos ofrecen una combinación muy sugerente.

DEMUERTE GOLD es un vino que entra bien, un vino que se caracteriza por un trago suave, de capa alta, un tanino maduro y una textura sedosa. Elementos capaces de convencer al paladar más sofisticado y exquisito del mundo.

Para su presentación, los responsables de Winery On han optado por reproducir la silueta de una calavera al más puro estilo mexicano. Eso sí, ofreciéndole un aspecto glamoroso al emplear sólo tinta dorada en su realización.

Para proteger el vino que contienen las botellas se ha optado por un cristal oscuro y una cápsula también negra que da unidad a su aspecto exterior.

Con todo ello, DEMUERTE GOLD es uno de los vinos con más personalidad de cuantos se elaboran en la zona de Yecla. Un vino para saborear y disfrutar solo o en compañía.