un vino de yecla

Ubicada en el noroeste de la región de Murcia, la Denominación de Origen Yecla abarca la comarca con el mismo nombre.

Una zona de tradición vinícola en la que ya los fenicios se asentaron para cultivar vides y producir sus propios vinos. Un gusto que siguió con pueblos que llegaron a la zona posteriormente, como los romanos o los árabes.

El reconocimiento oficial de la Denominación de Origen Yecla se remonta al año 1975, cuando el Ministerio de Agricultura le otorgó esta consideración. Con ello se apoyaba el esfuerzo que las bodegas y los vinicultores de la zona llevaban realizando desde hacía siglos al tiempo que supuso un estímulo para que siguieran mejorando los procedimientos y que con el paso del tiempo, ha supuesto que esta denominación de origen cuente con vinos de gran calidad, reconocidos en todo el mundo.

Y es que los productores de la Denominación de Origen Yecla son muy activos y han dedicado buena parte de su esfuerzo a la exportación lo que les ha llevado a encontrar mercados en todos los continentes y que el 95% de su producción se venda fuera de España.

Aunque son muchas las variedades de uva que se cultivan en esta zona, todas ellas autorizadas por la Denominación de Origen Yecla, la mayoría de vinos se elaboran a partir de la uva Monastrell. Y es que esta uva es la más abundante en la zona y la que se ha adaptado mejor a su orografía y clima. Una uva que se ha empleado durante siglos tanto para consumo como para la elaboración de caldos.

Otras variedades de uva que son muy cultivadas en la zona (y por extensión muy utilizadas en las bodegas para elaborar vinos) son las siguientes: Syrah, Merlot y Petit Verdot, aunque no son las únicas que vamos a encontrar en sus campos.

De ahí que en esta zona se elaboren vinos tintos, blancos, rosados y vinos de licor. Una gran variedad con la que los productores quieren responder de la mejor manera posible a las necesidades de los consumidores.

Denominación de Origen Yecla y Wineryon

El sello de la zona de Yecla está presente en los vinos que realizamos en Wineryon. Y es que en nuestras bodegas utilizamos, principalmente, la uva Monastrell. Un grano con el que elaboramos los vinos Demuerte, para conseguir caldos de gran calidad, mucho aroma y un gusto exquisito.

El mayor representante de este vínculo con Yecla es, sin lugar a dudas, nuestro vino Demuerte Black. Un vino elaborado únicamente, a partir de uva de Monastrell y que es la esencia de los vinos de la zona. Para elaborarlo hemos empleado uvas que han crecido en cepas viejas de pie franco prefiloxérico que tienen más de 50 años. Unas plantas muy duras que soportan bien los inviernos fríos y los veranos calurosos que se suceden en esta parte del país.

Con sus frutos realizamos tintos de colores rojizos, con alto contenido en alcohol y con muchas evocaciones a frutos rojos, maduros y dulces.

En el caso de Demuerte Black, un vino rojo picota de intensidad alta, limpio y brillante a la vista; de sabor suave y agradable, que recuerda a la mermelada y a la fruta. Un vino cuyo aroma evoca a los tostados y a especias como el pimentón o la canela, entre otros.

En Wineryon estamos muy orgullosos de pertenecer a una Denominación de Origen tan activa y con tantos siglos de tradición. Un respaldo que nos ayuda a lanzar al mercado nuevos productos y a atrevernos a conquistar nuevos mercados.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *