El vino es un alimento más dentro de la dieta mediterránea

El vino es un alimento de gran importancia dentro de la dieta mediterránea, haciéndola incluso mucho más completa que la que siguen en otras zonas del mundo. De hecho, el vino refuerza muchas de las cualidades de este tipo de dieta ya que contiene una gran cantidad de sustancias beneficiosas para el organismo.

Por ello, desde tiempos inmemoriales, el vino siempre ha formado parte de nuestra mesa, de muchas de las recetas de nuestras abuelas y, ahora sabemos que también es el responsable de al menos una cuarta parte de los beneficios de nuestra dieta. La más famosa del mundo y la que está mejor valorada por los nutricionistas.

vino

El vino  alimento incluido dentro de la dieta Mediterránea

Según numerosos estudios realizados en torno a la dieta Mediterránea, el vino aporta una buena parte de los nutrientes que la componen. Nada menos que un 25% del total. De ahí que cada vez sean más las voces que apuestan por introducir su consumo en nuestra dieta de manera habitual y completamente normalizada.

Las principales cualidades del vino, en lo que a alimento se refiere, son las siguientes: ser antioxidante y actuar como vasodilatador o antiinflamatorio. Lo que produce excelentes beneficios en la circulación sanguínea de la persona que lo ingiere.

Beneficios de la ingesta de vino

Además de los ya señalados existen otros muchos beneficios asociados a la ingesta de vino. Repasamos algunos de los más destacados:

  • Favorece la prevención de enfermedades cardiovasculares de todo tipo, especialmente las que están vinculadas a la presión sanguínea.
  • El vino contribuye a la prevención de la diabetes y a la de la obesidad dado que los polifenoles que se encuentran presentes en su composición ayudan a la prevención de alteraciones cardiovasculares y metabólicas que se asocian a la obesidad.
  • Reduce el riesgo de sufrir un deterioro cognitivo, así como demencia. Esto se debe a que la ingesta de vino con las comidas ayuda a suprimir las alteraciones en el hipotálamo. Lo que conlleva mejorías en la memoria y el estado de ánimo. Contribuyendo a evitar cualquier alteración del estado de ánimo como la ansiedad o la depresión.
  • Mejora la microbiota intestinal (la flora que se encuentra en esta zona de nuestro cuerpo). Y es que un consumo moderado de vino ayuda a aumentar el número de bacterias del género Lactobacillus que tan beneficiosas son para poder disfrutar de una mejor salud intestinal.
  • Reduce la probabilidad de tener problemas visuales asociados a la edad o envejecimiento. Y es que su composición también ayuda a regenerar las células de este sentido de nuestro cuerpo.

 

En WINERY ON CREATIONS sabemos lo interesante que es el vino como alimento. Y nos alegramos de que cada vez sean más los expertos que ayudan a difundir este mensaje. Eso sí, también nos gusta recordar que los efectos saludables que se asocian al vino se materializan siempre son cundo se realiza un consumo moderado del mismo. Sin llegar a abusar de él.

DEMUERTE un vino que conlleva salud

Todas estas propiedades que hemos repasado se encuentran en mayor proporción en los vinos que más calidad tienen. Por eso en WINERY ON CREATIONS consideramos muy importante que nos paremos a seleccionar nuestros vinos antes de adquirirlos. En este sentido, la elección de cualquiera de los vinos que componen nuestra colección DEMUERTE se ajusta a lo destacado anteriormente. Y aportan a las personas que los toman todos los nutrientes que necesitan para su actividad diaria y para ganar salud. Por ello, si quieres estar saludable y deseas contar con vino en tu dieta, no lo dudes y cuenta con cualquiera de nuestros vinos DEMUERTE.

Compartir

TE ESTÁBAMOS ESPERANDO

SOLO DINOS UNA COSA ¿ERES MAYOR DE EDAD?

Para entrar en nuestra web y disfrutar de nuestros vinos debes tener 18 años. Si aún no los tienes, te seguiremos esperando.