¿Buscas un vino que ponga una nota de distinción en tu mesa? ¿Un vino con el que conseguir el perfecto maridaje? No lo dudes: Demuerte Gold es tu mejor opción. Y es que este vino elaborado en la zona de Yecla, Murcia, es uno de los vinos más completos de los que se pueden adquirir actualmente en el mercado.

En Wineryon estamos orgullosos y encantados de la excelente aceptación que ha tenido, desde primera hora, nuestro vino. De ahí que no dudemos en  recomendarlo a todos nuestros seguidores, proponiéndoles que compartan la experiencia con amigos y familiares. Y es que Demuerte Gold es un regalo para los sentidos.

Si aún no lo has probado te animamos hacerlo con este artículo en el que te explicamos los detalles de este vino con tanta personalidad.

Demuerte Gold: un vino que vale su peso en oro

Para elaborar Demuerte Gold se emplean uvas de tres variedades: Monastrell (la más popular en la zona), Syrah y Tintorera. La primera está presente en un 50% del total de cada botella, mientras la  Syrah participa en un 30% y la Tintorera 20%. Con ello se consigue un vino con mucho cuerpo, con gran capacidad para el envejecimiento adecuado y un intenso color.

Cada una de estas variedades de uva se cultiva con mucho mimo en plantaciones que se someten a bruscos cambios de temperatura, donde crecen en vides de más de 20 años que se cuidan adecuadamente para conseguir un excelente rendimiento. La recogida de sus granos se realiza con sumo cuidado para evitar que los granos comiencen a madurar fuera de la cepa a causa de los golpes que podrían llevarse al almacenarse en grandes cajas. De ahí que en Wineryon se opte por su recogida manual y almacenamiento en pequeñas cajas de máximo 20 kilos.

El mosto que se obtiene de esta mezcla de uvas se almacena en depósitos de acero inoxidable a 24ºC de temperatura. Una maceración larga que se desarrolla durante 21 días. Y a la que sigue un proceso de envejecimiento maloláctico -y posterior crianza- en barricas de roble francés Allier durante un periodo mínimo de 14 meses. Un tiempo en el que se supervisa el proceso que vive el vino en cada una de las botellas que elaboramos en Wineryon.

Cuando este proceso llega a su fin el vino se introduce en una botella de color negra, que protege el caldo que acoge en su interior. Una botella sobre la que se ha colocado una etiqueta de color negro sobre la que se ha dibujado la silueta de una calavera de color dorado. Una calavera al uso del arte mexicano que nos recuerda a las celebraciones por la Noche de Difuntos de principios del mes de noviembre y que da un aire mágico al vino que encierra en su interior. Sobre ella, en la zona que bien podría corresponder a la boca, las palabras Demuerte en mayúsculas y en color blanco.

El vino es ya en esta etapa un caldo con personalidad propia. Un líquido de color rojo picota con ribetes en tono granate; con ruta roja madura y licorosa entremezclado con especias de pimienta, clavo y nuez moscada. 

El olor de este vino es muy particular. Recuerda a la fruta roja madura y licorosa, aunque con un toque que recuerda a las especias de pimienta, clavo y nuez moscada. Elementos que podemos encontrar también cuando lo bebemos, momento en el que Demuerte Gold se descubre como un vino alto y tanino, maduro y sedoso. Y para poder disfrutar de todo ello, nada mejor que servirlo a una temperatura de entre 16 y 18 grados centígrados.

Así pues, si quieres disfrutar de un vino de calidad poniendo una nota elegante en tu mesa, no lo dudes y adquiere Demuerte Gold. Tus comensales disfrutarán de una experiencia de otro mundo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *