Si buscas el vino del verano estás de suerte; lo tenemos y se llama DEMUERTE WHITE. Se trata de un vino suave, ligero, que acompañará a tus ensaladas y aliños de la mejor manera posible. Haciendo incluso un maridaje perfecto con carnes blancas y pescados. Vamos, que en nuestro vino encuentras en tándem perfecto para resaltar el sabor de tus comidas de verano.

DEMUERTE WHITE: El vino del verano

DEMUERTE WHITE  es un vino blanco que elaboramos en WINERY ON CREATIONS. Un vino diferente, suave, ideal para consumir frío y para maridar con tus platos más ligeros. Especialmente ahora en verano, cuando las verduras, los pescados, las ensaladas, los arroces etc. están más presentes que nunca en nuestra dieta.

DEMUERTE WHITE es un vino que se elabora a partir de dos variedades de uvas: Sauvignon Blanc (que se emplea en un 80%) y Verdejo (que completa el 20% restante). Estas uvas crecen en cepas que tienen más de 10 años de edad, en suelos de bajo rendimiento de regadío. Lo que conlleva obtener un grano más sabroso y concentrado.

Como solemos hacer en WINERY ON CREATIONS la vendimia de estas uvas se realiza de manera manual. Depositando los racimos en cajas de madera que acumulan hasta un máximo de 20 kilos, lo que supone proteger la integridad de la uva hasta que llega a la bodega. Evitando, además, que comience su proceso de maduración y descomposición más allá de la planta.

Posteriormente, el mosto que se obtiene de su prensado se somete a una maceración pre-fermentativa en frío. Así como a un proceso de crianza sobre lías en unos depósitos especiales durante un total de 4 meses.

DEMUERTE WHITE: Un vino suave

DEMUERTE WHITE es un vino de color amarillo pajizo, limpio y brillante. Un vino con olor a fruta y flores blancas. Cuyo sabor recuerda al melocotón en almíbar, también al albaricoque, a la fruta cítrica e incluso a alguna variedad de la que se cultiva en zonas tropicales.

Se trata de un vino que gusta incluso a las personas que no están familiarizadas con beber vino durante sus comidas. En este sentido, hay que destacar que a su paso en boca, DEMUERTE WHITE es un vino con un gusto fresco y ligero pero que tiene untuosidad, cremosidad y cuerpo. Se trata de un vino que tiene muy buena acidez. Y que tiene un final largo con recuerdos a fruta blanca y herbáceos.

Para sacar el máximo provecho a este vino hay que consumirlo en una temperatura comprendida entre los 8 y los 10 grados centígrados.

 

vino DEMUERTE WHITE

DEMUERTE WHITE: Aspecto ligero

Para conservar las particularidades del vino, las botellas de DEMUERTE WHITE son de color oscuro, lo que impide que la luz entre en contacto con el vino que contiene.

Siguiendo la estela de los vinos DEMUERTE, las botellas de este vino tienen una etiqueta similar a los anteriores. En este sentido, cuenta con una etiqueta en la que se reproduce la imagen de una calavera decorativa, al estilo de las que se emplean en México para celebrar el Día de los Muertos. Esta etiqueta tiene un fondo blanco (en clara referencia al color claro del vino que contiene) y se combina con los trazos naranjas neón y dorados que dan forma a la calavera referida.

Una nota de elegancia y distinción que hace de DEMUERTE WHITE el vino del verano.

Así pues, ya sabes que si quieres disfrutar de un vino de calidad durante la época estival, no tienes más que hacerse con una botella de DEMUERTE WHITE. Tu paladar y el de tus invitados e invitadas te lo agradecerá.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *