Uva monastrell: la reina del viñedo

La uva Monastrell es una de las uvas tintas más empleadas en los viñedos de la cuenca mediterránea, aunque también es posible encontrarla en zonas calurosas de todo el mundo.

Esto se debe a que es una uva que se adapta estupendamente a los vaivenes del clima de esta zona y a que se trata de cepas muy resistentes, que son capaces de crecer y desarrollarse en espacios de difícil acceso o en suelos de composición muy diversa.

Es una de las uvas que lleva más tiempo con nosotros, de ahí que sea empleada en toda España por muchas bodegas que la emplean como base o junto a otras variedades de uvas para elaborar sus vinos. Y es que hay estudios que señalan que este tipo de uva se cultiva en nuestra península desde el siglo V antes de Cristo.

En Wineryon apostamos por la elaboración de vinos a partir de esta uva, de ahí que todos los productos que salen de nuestra bodega se han realizado a partir de ella. Y es que se trata de una uva con unas particularidades a la hora de vendimiar y de gusto que la hace propicia para crear vinos modernos.

De hecho, nuestro vino Demuerte está elaborado con este tipo de uva, a veces como única uva y otras en combinación con otras. Y es uno de los que mejores notas están obteniendo en catas de todo el mundo. Lo que significa que estamos trabajando en el sentido correcto.

Uva Monastrell y vinos DEMUERTE

Centrándonos en la uva Monastrell, por ejemplo, hay que destacar que para la elaboración de nuestro vino Demuerte Black empleamos únicamente uvas Monastrell que provienen de cepas viejas de pie franco prefiloxérico. O que, en el caso de nuestro vino Demuerte Deluxe hacemos combinaciones. En este caso concreto tomando como base la uva Monastrell pero trabajándola de la siguiente manera: Monastrell 80%, Syrah 10%, y Petit Verdot 10%.

Otro resultado es el que obtenemos de mezclar uva Monastrell (en un 50%), uva Syrah (en un 30%); y uva de la variedad Tintorera (en un 20%) para obtener el vino Demuerte Gold; uno de los más populares de nuestro catálogo.

Más sencilla es la fórmula que seguimos para elaborar nuestro vino Demuerte Classic, con el que debutamos en el mercado. En este caso trabajamos únicamente dos variedades de uvas: la Monastrell la y Syrah, ambas al 50%.

Otro camino que pusimos en marcha fue el que dio como resultado Demuerte One, en el que mezclamos uva Monastrell en un 90% y uva de la variedad Cabernet Sauvignon en un 10%.

En todos los casos se trata de fórmulas que teniendo como base a la uva Monastrell, satisfacen a todo tipo de paladares. Incluso a los más exigentes.

Una Monastrell: características principales

Las principales características de la uva Monastrell son las siguientes:

  1. Se trata de una uva de vendimia tardía que sueñe recogerse a finales de septiembre y a  principios de octubre.
  2. Sus racimos tiene forma cónica y cuentan con una gran cantidad de granos, por lo que suelen estar muy apretadas entre sí y ser de pequeño tamaño.
  3. Se trata de una uva de color negro intenso.
  4. Su sabor es intenso y suele variar dependiendo de la zona en la que se cultive, aunque lo normal es que recuerde o evoque a madera y a frutas.
  5. Puede dejarse que sobremadure en la cepa durante cierto tiempo sin que el fruto se deteriore.
  6. Se trata de una uva que se puede mezclar con otras variedades como la garnacha, que es con la que tiene una mayor afinidad. Sin embargo también produce interesantes vinos cuando se mezcla con uva Merlot o Syrah.

 

Así pues, si quieres probar la uva Monastrell en todo su esplendor, no lo dudes y compra algunos de los vinos que realizamos en Wineryon. Su sabor, textura y color no te dejará impasible y podrás descubrir una nueva manera de consumir vino.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *